VIOLLET-LE-DUC, Entretiens sur l'Architecture, 1863 y 1872
Francisco Martínez Mindeguía, Universidad Politécnica de Cataluña

 

Esta imagen corresponde a un grabado del libro Entretiens sur l'Architecture, que Viollet-le-Duc publicó en 1863 y 1872 (ésta es la lámina XXII).

No hay dudas de que el objetivo del dibujo es mostrar la estructura metálica que soporta las cúpulas de piedra. Viollet-le-Duc ha modulado el valor de las líneas en función de la importancia que cada una de las partes juega en esta explicación. Las piezas metálicas son las que se ven mejor. Dibuja dos y una de ellas la descompone para entender mejor su funcionamiento. Esta estructura soporta una combinación de cúpulas de crucería, de base cuadrada, y cúpulas rebajadas de base octogonal, dos de cuyos lados coinciden con los muros de la nave. Esta parte ocupa la parte superior de la lámina. En la parte inferior llega a mostrar el pavimento y unos personajes que permiten comprender las dimensiones de la nave. Los muros de esta nave se "diluyen" en esta parte inferior y llegan a desaparecer en el fondo.

 
En la derecha del dibujo, unos trozos de mampostería en la parte superior y la huella en el nivel del pavimento, señalan la situación del muro, que se ha eliminado del dibujo para poder ver el interior. Evidentemente el punto de vista se hubiera podido desplazar al interior de la nave, de modo que se vieran las dos caras interiores del muro, y evitando así tener que eliminarlo. Sin embargo, la elección de Viollet-le-Duc permite mostrar los espacios trapezoidales que quedan entre la cúpula cuadrada y el muro y mostrar su modo de cubrición.

Con el encuadre y la modulación de los valores de línea, Viollet-le-Duc centra el tema del dibujo, de manera que el receptor entiende claramente qué es lo que pretende comunicar. Éste es un ejemplo de la importancia que la selección tiene en el dibujo. Si la finalidad del dibujo es explicar, es importante diferenciar lo principal de lo complementario, e incluso eliminar aquello que puede distraer sin aportar nada a la comprensión del tema. Aunque el dibujo no es un texto, con un orden de lectura fijo que es necesario seguir, el dibujante condicionar el principio de la lectura del dibujo, dando más valor a esas partes. En otros dibujos, Viollet-le-Duc consigue también centrar la atención en lo que parece más importante. Uno de ellos es el de la lámina XXI de este mismo libro.
 

 
Como si estuviese enfocando una cámara fotográfica, Viollet-le-Duc aumenta la definición en las partes próximas y la reduce en las lejanas. De este modo consigue que el interés se centre en la estructura metálica de pilares en V. Es evidente que la perspectiva contiene ya los datos geométricos que permiten diferenciar lo próximo de lo lejano, pero de este modo el resultado es más efectivo.

Otro dibujo ejemplar en este sentido es el de Otto Wagner, publicado en Einige Skizze · Projecte und Ausgeführte Bauwerke (Bocetos, proyectos y edificios no construidos), en el volumen de 1896 (lámina IV),
 


Es un alzado de la Estación Hernals, de Viena, aunque es evidente que el dibujo muestra realmente un plano anterior al edificio. Reconocemos, por el valor de los contrastes y el color más vivo, lo que está en un plano próximo. El edificio, sin líneas de contorno y con un suave sombreado, se ve a lo lejos. Wagner utiliza aquí diferenciaciones claras, con lo que el resultado es más efectivo.

El siguiente dibujo del mismo libro, volumen IV, de 1906, lam. XIV, consigue el mismo resultado con recursos similares.
 

  Una imagen del museo de Viena. Los elementos del primer plano resueltos con sombras y contrastes fuertes, y el fondo en un tono uniforme.
     
 

El resultado es similar al de este dibujo de Miguel Ángel, de la Virgen con el niño, en el que las sombras del cuerpo del niño, en contraste con el dibujo sin relieve del cuerpo de la virgen, hace que el primero focalice el interés de la observación.

Algo similar al anterior dibujo de Wagner ocurre con el siguiente de Joseph Kleihues,

     

En este dibujo, el primer plano se diferencia claramente del fondo, por el contraste entre el blanco y el tono uniforme del fondo. Hay en este dibujo además una composición interesante. Como se advierte en la planta, el proyecto de Kleihues es el del frente que sigue la alineación vial, continuando una de las fachadas de la iglesia. Eso justifica el tratamiento de color y que el edificio original aparezca al fondo, sin contraste. Kleihues utiliza la lámina para componer el alzado y la planta. Para ello hace que el alzado ocupe completamente el ancho de la lámina y divida la lámina en dos. El mismo color del fondo de la fachada es el de la planta, en la que las partes seccionadas se dibujan blancas. Kleihues consigue así unir las dos proyecciones sin que, por ello, se confundan.

 

Bibliografía recomendada:
- Viollet-le-Duc, Entretiens sur l'architecture, 2 volúmenes, 1863 y 1872.
- Otto Wagner, Einige Skizze · Projecte und Ausgeführte Bauwerke, 3 volúmenes, 1890, 1896 y 1906.

© de los textos Francisco Martínez Mindeguía
Francisco Martínez Mindeguía es profesor agregado de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura del Vallés

( Vuelve a la página principal )